dijous, 14 de maig de 2015

A LA CLÍNICA


Hola a tots i totes,
Ahir no vaig poder penjar res, perquè pel que es veu tinc el superpoder de que tota la feina se m'acumuli a l'últim moment, i és estrany perquè aquesta setmana ha estat relativament tranquil·la. Bé, aquí us deixo un text, que està en castellà, que vaig haver d'escriure com una feina i volia compartir amb vosaltres.

"Claire pusó su bolsa sobre la cama y suspiró. Marie observaba todos sus movimientos sentada en la cama de al lado; su mirada seguia siendo vacia aunque con pequñas mirada furtivas Claire podia ver cierto respeto y admiración en su aura.
Marie era la más veterana de todas, llevaba seis años encerrada en ese sitio, habia tenido catorza compañeras de habitación y Claire era la número quinze. Cada vez que la observaba, Claire podia ver la desesperación y miedo que Marie sentia, pero que siempre ocultaba detrás de sus aires de superioridad e indiferencia y para ella eso era un motivo para esforzarse más.
Tan solo habían llegado a convivir seis meses, pero las dos habían establezido un fuerte vínculo de comprensión, hasta el punto de que Marie le habia dejado ver fotos de sus otros tiempos. Cuando las vió por primera vez, Claire se quedó con la boca abierta, Marie era muy atractiva. Tenia una melena castaña voluminosa, unos ojos que aún brillaban y tenían esperanza y una figura pequeña pero curvilínea. En cambio, ahora era un saco de huesos, que llevaba montones de capas de vestuario porque siempre tenia frío, que tenia una melena débil que se desmoronaba un poco más cada dia, que habia perdido el contacto con todos sus amigos y família i que sólo vivia para alcanzar un peso que la mataria.


Claire colocó todos sus pijamas en la bolsa, eran lo último que le quedaba para recojer. Cuando terminó volvió a suspirar y se sentó junto a Marie.
-Cuando llegaste, nunca pensé que alcanzarías tus 52 quilitos – dijo Marie sonriendo mientras se tumbaba en la cama- eras un esqueleto.
Claire la imitó y se tumbó a su lado. Después de seis meses habia aprendido que era mejor no hacer comentarios sobre el peso de su compañera.
-Cuando salgas ve con cuidado con los cazadores- dijo Marie con una voz más dura y una expresión más dura.
Los cazadores eren el apodo que las chicas les habían dado a los cazatalentos que siempre estaban a las puertas del centro de rehabilitación esperando a alguna chica que saliera, para recultar-la para sus filas de modelos.
-No te preocupes- dijo Claire sonriendo- no me interesa ese mundo.
Marie le dedico una pequeña sonrisa y desvió la mirada. Claire se mordió el labio, sabia que Marie habia terminado de ese modo por el empeño que tenia en mantenerse en ese mundo y quizás su comentario no habia sido acertado.
Entonces llegó la infermera, se llamaba Bianca y con una dulce sonriso, avisó a Claire que sus padres la estaban esperando fuera. Con resignación, Claire habia empezado a sentirse segura en aquel lugar, se levantó de la cama y cogió su bolsa.
-Prometeme que te recuperarás y algun dia nos veremos fuera de estas paredes- dijo Claire mientras abrazaba a Marie.
-Vas a ser la chica numero quinze a la que la hago la misma promesa- dijo Marie con un poco de ironia- però por ti me esforzaré de verdad.
-Debo ser la chica numero quinze a la que le dices eso.
La dos se rieron y después de una lenta despedida Claire se marcho rezando para que Marie se recuperarà antes de que la enfermedad o la desesperación la consumieran."

Respecte a la part dels caçadors, m'he basat en un article que vaig llegir i que podeu llegir AQUÍ
Un petó a tots,

Espero els vostres comentaris ;)

NINA 1234

2 comentaris:

  1. Buah m'ha sobtat molt tot aixo dels "caçadors" que fort deu meu surts curada i ells et faran recaure. Tant de bo ningu patis aquests transtorns i ens sudes de veritat el que pensen els altres de nosaltres ni ens comparessim amb ningu.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Penso el mateix que tu, a mi també em va sobtar molt quan vaig llegir la notícia, i per això vaig decidir fer l'història sobre això ;)

      Elimina